LA PALABRA PARA HOY Lunes 06.08.2018

Entonces dije: Ay de mí! que soy muerto; que siendo
hombre inmundo de labios, y habitando en medio de
pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos
al Rey, Jehová de los ejércitos.

Is. 6:5

Porque el Hijo del hombre no ha venido para perder
las almas de los hombres, sino para salvarlas.

Lc. 9:56