LA PALABRA PARA HOY Viernes 06.04.2018

Sadrach, Mesach, y Abed-nego respondieron y dijeron al
rey Nabucodonosor: no cuidamos de responderte sobre este
negocio. He aquí nuestro Dios á quien honramos, puede
librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh
rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que tu dios no
adoraremos, ni tampoco honraremos la estatua que has
levantado.

Dn. 3:16-18

Porque de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor
no sólo en Macedonia y en Acaya, mas aun en todo lugar
vuestra fe en Dios se ha extendido; de modo que no tenemos
necesidad de hablar nada. Porque ellos cuentan de nosotros
cuál entrada tuvimos á vosotros; y cómo os convertisteis de
los ídolos á Dios, para servir al Dios vivo y verdadero.
Y esperar á su Hijo de los cielos, al cual resucitó de los
muertos; á Jesús, el cual nos libró de la ira que ha de venir.

1 Ts. 1:8-10