LA PALABRA PARA HOY Lunes 12.09.2022

Y luego que llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba
contando á su compañero un sueño, diciendo: He aquí yo
soñé un sueño: que veía un pan de cebada que rodaba
hasta el campo de Madián, y llegaba á las tiendas, y
las hería de tal manera que caían, y las trastornaba
de arriba abajo, y las tiendas caían. Y su compañero
respondió, y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada
de Gedeón hijo de Joas, varón de Israel: Dios ha
entregado en sus manos á los Madianitas con todo el
campo. Y como Gedeón oyó la historia del sueño y su
interpretación, adoró; y vuelto al campo de Israel,
dijo: Levantaos, que Jehová ha entregado el campo
de Madián en vuestras manos.

Jue. 7:13-15

Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus
mandamientos; y sus mandamientos no son penosos.
Porque todo aquello que es nacido de Dios vence al
mundo: y esta es la victoria que vence al mundo,
nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino
el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

1 Jn. 5:3-5