LA PALABRA PARA HOY Martes 14.08.2018

Y las manos de Moisés estaban pesadas; por lo que
tomaron una piedra, y pusiéronla debajo de él, y se
sentó sobre ella; y Aarón y Hur sustentaban sus manos,
el uno de una parte y el otro de otra; así hubo en sus
manos firmeza hasta que se puso el sol. Y Josué deshizo
á Amalec y á su pueblo á filo de espada.

Ex. 17:12-13

Confesaos vuestras faltas unos á otros, y rogad los
unos por los otros, para que seáis sanos; la oración
del justo, obrando eficazmente, puede mucho.

Stg. 5:16