LA PALABRA PARA HOY Lunes 17.12.2018

El castigo de nuestra paz sobre él; y por su llaga
fuimos nosotros curados.

Is. 53:5

Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se
hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente. Y he
aquí dos varones que hablaban con él, los cuales eran
Moisés y Elías; Que aparecieron en majestad, y hablaban
de su salida, la cual había de cumplir en Jerusalem.

Lc. 9:29-31