LA PALABRA PARA HOY Viernes 20.07.2018

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado;
y el principado sobre su hombro: y llamaráse su
nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre
eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio
y la paz no tendrán término, sobre el trono de
David, y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo
en juicio y en justicia desde ahora para siempre.
El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Is. 9:6-7

Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor
le aparece en sueños, diciendo: José, hijo de David,
no temas de recibir á María tu mujer, porque lo que
en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
Y parirá un hijo, y llamarás su nombre JESUS, porque
él salvará á su pueblo de sus pecados.

Mt. 1:20-21