LA PALABRA PARA HOY Viernes 22.06.2018

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado;
y el principado sobre su hombro: y llamaráse su
nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre
eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio
y la paz no tendrán término, sobre el trono de
David, y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo
en juicio y en justicia desde ahora para siempre.
El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Is. 9:6-7

Y había pastores en la misma tierra, que velaban y
guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado.
Y he aquí el ángel del Señor vino sobre ellos, y la
claridad de Dios los cercó de resplandor; y tuvieron
gran temor. Mas el ángel les dijo: No temáis; porque
he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo
el pueblo: Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David,
un Salvador, que es CRISTO el Señor. Y esto os será por
señal: hallaréis al niño envuelto en pañales, echado
en un pesebre. Y repentinamente fué con el ángel una
multitud de los ejércitos celestiales, que alababan á
Dios, y decían: Gloria en las alturas á Dios, Y en la
tierra paz, buena voluntad para con los hombres.

Lc. 2:8-14